Comunicar para educar

Spread the love
Por Wendy Carrasco
Como reza el refrán, una cosa es con guitarra, y otra con violín.  Así es la comunicación desde el punto de vista de un educador, que busca por lo menos dejar pequeñas huellas a su paso por las aulas.

Resulta que en nuestro país se ha hecho habitual  el sensacionalismo en algunos medios de comunicación en torno a los resultados que muestran informes como los que trabaja: PISA, EDUCA e Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad (IDEC), entre otras entidades, que basan sus estudios en investigaciones científicas, serias sobre el aprendizaje y otros indicadores aplicados a nuestros estudiantes.

Los resultados de estos informes nos permiten observar verdades de la realidad dominicana y la educación, muestran conclusiones y recomendaciones, que si bien acatamos, nos ayudarían a mejorar.

Sin embargo, cuando estos resultados se dan a conocer a la luz pública, se explotan en comparaciones de índices de escolaridad con países que  tienen diferentes características socioeconómicas y culturales al nuestro, por mencionar un ejemplo.

A la hora de analizar un estudio sobre estas evaluaciones como por ejemplo, el Informe PISA, deberíamos ser sobrios para no caer en el amarillismo con titulares como: “República Dominicana empeora en la prueba PISA”, “Estudiantes dominicanos obtuvieron los peores resultados…”, entre otros, que màs que sumar a la educación, provocan un descontento generalizado entre estudiantes, maestros, padres y todo el tren educativo.

He tratado de entender si realmente estos enfoques noticiosos de algunos medios de comunicación, son con la intención de realizar aportes  a la educación de nuestros niños, o simplemente, por ir siempre en contra de…

Querer opacar, ocultar o dañar el trabajo que se realiza hace unos años en el Ministerio de Educación, y que se multiplica en cada una de las escuelas públicas y colegios privados del país, nos coloca a todos en una sala de juicio.

Me llama la atención que al leer el informe PISA de 2018, por ejemplo, en las conclusiones de manera clara y detallada se expresa: “El presente informe pretende difundir de manera nacional los resultados de la prueba PISA con el fin de motivar y fomentar el uso de la misma para seguir indagando y encontrando áreas de mejora en nuestro sistema educativo.

Si bien los resultados de la República Dominicana en PISA 2018, no son favorables, la disposición y la iniciativa de evaluar nuestro desempeño demuestran la intención de seguir midiendo las políticas educativas y de buscar informaciones que nos guíen en la concreción de los mecanismos y políticas de mejora.

Estos informes en sì, no buscan dañar el trabajo que realiza arduamente el magisterio nacional, menos el Ministerio de Educación, contrario a esto, se hace necesario evaluar el aprendizaje de los estudiantes y realizar mediciones que permitan resaltar qué se está haciendo, qué está mal y qué debemos mejorar o implementar.

Cuando comunicas para educar, podrás observar las debilidades, pero también las fortalezas y desempeño de nuestros estudiantes, maestro y el sistema en general.

Estos informes de la educación dominicana que trabajan tanto instituciones locales como internacionales ofrecen importantes ideas de enfoque para la planificación de estrategias en el sector educativo y para el fortalecimiento del currículo nacional por competencias que se inició a partir del 2015.

Estamos conscientes de que existen factores que afectan directamente los resultados de los estudiantes, como por ejemplo, la falta de materiales didácticos en las escuelas y la percepción de los alumnos de sus propias capacidades, como muestra algunas conclusiones.

Sin embargo, hacemos un esfuerzo cada día por ir disminuyendo esas brechas, que mucho tienen que ver con las características de las escuelas del sector público y el privado.

Hay metas establecidas al 2030, que debemos alcanzar, o por lo menos hacer el intento, mientras tanto día a día, me consta, en las escuelas se trabaja con pasión, realizando actividades recreativas, y creativas, concursos, ferias tecnológicas y de innovación, y lidiando con situaciones muchas veces no son propias de las escuelas, pero llegan a ellas.

Más que comunicar para dañar, debemos educar, y apoyar el sistema educativo con responsabilidad mutua con el Estado dominicano, para seguir avanzando al punto de posicionarnos como una nación de referencia en cuanto al conocimiento de nuestros estudiantes.

Creo que, así como de manera individual muchos han alcanzado cierto  nivel de preparación académica, si nos uniéramos, pudiéramos hacer de este país una fábrica de personas pensantes y críticas, que no dependieran de una institución, sino de hacer valer la institucionalidad y la continuidad en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *